13 Dic. 2018

Ethereum anuncia su Hard Fork "Constantinople" para 2019

El grupo de desarrolladores de Ethereum una de las principales criptomonedas del mundo llegó a un acuerdo y realizará el hard fork en 2019.
Dash

El grupo de core developers de Ethereum acordaron lanzar el tan esperado hard fork Constantinople en el bloque 7,080,000. Alcanzaron el consenso necesario en una reunión que tuvo lugar el 7 de Diciembre pasado.

El nuevo acuerdo sigue en sintonía con la decisión anterior de retrasarlo hasta fines de enero de 2019 debido a que, previamente, no se había alcanzado el consenso necesario. Esto fue así dado que no todos los desarrolladores habían quedado conformes con las pruebas realizadas en octubre en la testnet — o red de pruebas— Ropsten. De acuerdo a la velocidad actual de minado de los bloques de Ethereum, y la cantidad que restan hasta llegar al número establecido, se estima que falta cerca de un mes para que el hard fork tenga lugar. La fecha estimada será alrededor del 14 de Enero de 2019.

En que consiste el hard fork de Ethereum

Constantinople abarca cinco EIP — o propuestas de mejora de Ethereum— para suavizar la transición del cambio de algoritmo que es la principal razón para hacer el hard fork. Esto implica que los bloques de Ethereum dejen de minarse con el método conocido como proof of work por otro denominado proof of stake cuya eficiencia energética es superior. Como cualquier actualización realizada mediante un hard fork, supone un cambio radical en el funcionamiento actual de Ethereum, y requerirá una actualización masiva de los nodos para funcionar con la nueva cadena.

El cambio hacia un modelo de proof of stake significa el fin de la minería en Ethereum como la conocemos hoy en día, y será la primer Blockchain de gran magnitud en adoptar este algoritmo. Los desarrolladores esperan que sea muy beneficioso para solucionar cuestiones sobre la escalabilidad de la red, entre otros problemas. Al mismo tiempo la incertidumbre de cambiar algo tan fundamental como el algoritmo de emisión de una criptomoneda, en una de las Blockchains más importantes de todo el ecosistema cripto, ha generado mucha controversia.

Este fork, por otro lado, se realiza con el consenso general de toda la red. No habrá una división de la cadena de bloques y, por lo tanto, no habrá partición del token principal. Esto es diferente del último fork de Bitcoin Cash dónde no hubo un acuerdo y el token terminó dividiéndose en dos.

Por lo tanto, todos los que tengan ether en su poder no tienen que preocuparse.


Fuentes: Cointelegraph, Toshi Times, Coindesk.

confeti Registrarme en Ripio

Patean el hard fork de Ethereum

Fortnite aceptará Monero en su tienda digital

A Monero no le importa institucionalizarse